23Abril2014

Noticias a nivel global

EEUU evalúa baterías de auto eléctrico Chevrolet Volt tras fallas

WASHINGTON (AP) — Nuevos incendios que involucran a las baterías de iones de litio en el Chevrolet Volt de General Motors provocaron el viernes una investigación para evaluar el riesgo de incendio en el vehículo eléctrico cuando ocurra un accidente serio, informó la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés).

Un paquete de baterías de un auto Volt monitoreado de cerca tras una prueba de impacto efectuada por el gobierno se incendió el jueves, informó la NHTSA. Otra batería sometida recientemente a otro choque emitió humo y chispas, agregó la administración en un comunicado.

GM, que fue informado de la investigación el viernes, informó en un comunicado que el Volt es "seguro y no presenta riesgo excesivo durante la operación normal o inmediatamente después de un accidente severo".

Los más recientes incendios se suman al de una batería de Volt que fue probada hace seis meses tras una prueba de choque y que también se incendió.

La NHTSA tuvo noticia de un posible riesgo de incendio que involucraba baterías de Volt dañadas cuando se incendió un Volt que estaba almacenado en un estacionamiento de una instalación de pruebas en Burlington, Wisconsin. Las llamas fueron lo suficientemente severas para provocar que otros vehículos que estaban cerca también se incendiaran.

El coche había sido sometido a una prueba de impacto lateral más de tres semanas antes, el 12 de mayo, durante el cual la batería se perforó y se rompió su línea de refrigerante.

Las pruebas de la semana pasada fueron diseñadas para replicar la prueba de mayo. En ese examen, el Volt fue sometido a una colisión lateral simulada contra un objeto estrecho como un árbol o poste, seguida por una volcadura, informó la agencia.

La primera batería probada la semana pasada no se incendió. Pero otra prueba del 17 de noviembre inicialmente experimentó un incremento temporal de temperatura y el jueves se incendió mientras era monitoreada.

Otra batería examinada el 18 de noviembre, que fue girada 180 grados en cuestión de horas después de la prueba, comenzó a emitir chispas y humo poco después de la rotación.

Las pruebas fueron realizadas por la NHTSA y los departamentos de Energía y Defensa en una instalación militar cerca de Hampton Roads, Virginia.