24Abril2014

Documentos y Archivos

DOCUMENTO/ARGENTINA; CRÍTICO INFORME DE LA GESTIÓN K POR PARTE DE OCHO EX SECRETARIOS DE ENERGÍA

PABLO FERNÁNDEZ BLANCO/EL CRONISTA - Entre 2003 y 2010 la producción de crudo cayó un 18% y la de gas un 8%. Las reservas también bajaron, el sector se descapitalizó y Argentina se convirtió en importador de energía. Con el título “Sector energético argentino: balance de gestión 2003-2010”, 8 ex Secretarios de Energía de Argentina criticaron la política sectorial del Gobierno en crudo, gas y electricidad en base a datos oficiales. (El documento está disponible en formato PDF)

PRINCIPALES INDICADORESDescenso como nunca antes en la exploración y producción de crudo y gas, descapitalización energética del país en u$s 100.000 millones, pasaje desde una posición exportadora a una importadora, crecimiento de subsidios que benefician a los sectores de mayor poder adquisitivo hasta un nivel que no es sustentable, falta de transparencia en adjudicaciones y mirada de corto plazo. Poco más de una hora le alcanzó a ocho ex secretarios de Energía de la Nación para hacer un diagnóstico demoledor de lo que ocurrió con el sector energético durante el período que le corresponde a las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner.

Con el título “Sector energético argentino: balance de gestión 2003-2010”, los ex funcionarios Daniel Montamat, Jorge Lapeña, Julio César Aráoz, Alieto Guadagni, Roberto Echarte, Enrique Devoto y Raúl Olocco criticaron la política sectorial del Gobierno en crudo, gas y electricidad en base a datos oficiales.

Una pequeña sala del Instituto de la Energía General Mosconi colmada por unas 80 personas, entre periodistas e invitados, fue el escenario. Entre los más duros se destacó Guadagni, vinculado al Peronismo Federal y encargado de manejar los hilos del sector durante la presidencia de Eduardo Duhalde. “En ninguna década del siglo pasado cayó la producción de petróleo y de gas. Esto es algo propio del siglo XXI”, criticó. En otros términos, del kirchnerismo.

De acuerdo con números de la cartera de Energía, que hoy dirige Daniel Cameron, entre 2003 y 2010 la producción de petróleo disminuyó un 18% y la de gas un 8%, con un agravante: el tropiezo, primero en la historia de la industria petrolera argentina a lo largo de una década, se dio en un contexto de demanda interna creciente y precios internacionales en alza.

La caída en la producción tiene un correlato en las reservas. De acuerdo con los ex secretarios, las de petróleo cayeron un 11% durante el kirchnerismo, mientras que las de gas se desplomaron un 43% en el mismo período.

Montamat, hombre cercano al radicalismo, le apuntó a los subsidios: “Se financian con emisión inflacionaria y benefician más a los ricos que a los pobres”, sostuvo.

Lapeña, otro hombre vinculado al radicalismo –fue funcionario de Raúl Alfonsín– aseguró que el kirchnerismo “fue un período de decadencia productiva en el área energética. El sector no pudo expandir la oferta de acuerdo con la demanda”.

Según el documento, las decisiones de Néstor y Cristina en materia energética condujeron a descapitalizar al sector en u$s 100.000 millones y a aumentar las importaciones en más de un 700% en promedio, con un pico de más de un 3.500% en el caso del gas.

De acuerdo con Guadagni, la “caída en la exploración en la Argentina tiene nombre y apellido: YPF”. Según el ex funcionario, la mayor petrolera del país perforaba unos 16 pozos al año antes de la llegada de la familia Eskenazi al capital de la firma, pero en 2010 sólo realizó 6 perforaciones. En la misma línea, la producción de crudo cayó 6,9% desde 2003, mientras que la de YPF disminuyó un 7 por ciento. “Esto quiere decir que otras empresas aumentaron la producción en el mismo período”, sostuvo.

DESCARGAR EL DOCUMENTO EN FORMATO PDF