Cochabamba: Talleres y rosetas ilegales de GNV son una bomba de tiempo

Talleres ilegales continúan instalando precarios equipos de Gas Natural Vehicular (GNV) y, en algunos casos, venden a sus clientes rosetas falsas. Esta denuncia fue confirmada por algunos propietarios de talleres autorizados, Tránsito y responsables de la Cámara de Gas.

“Son una bomba de tiempo y en cualquier momento pueden explotar”, afirmó el propietario del taller GNC Revolution, Jorge Román, respecto a las instalaciones clandestinas de GNV, de garrafas de Gas Licuado de Petróleo y tanques de aire para bocinas.

Para Román, el más claro ejemplo de lo que puede ocurrir con un vehículo que tenga una instalación irregular es lo que sucedió la noche del pasado 28 de noviembre en la estación de servicio Coronilla, en la avenida Siles, donde un motorizado particular explotó, dañando parte de la infraestructura, y poniendo en riesgo al personal que trabaja allí, a conductores, transeúntes y vecinos.

LOS RIESGOS Román explicó que la calidad del cilindro de GNV es lo más importante para garantizar una buena instalación.

Hay tanques que llegan de contrabando desde la Argentina ya que en ese país fueron dados de baja por la “mala calidad” del equipo; pero algunas personas los traen de contrabando por los bajos precios, añadió.

“Si son de mala calidad pueden explotar”, enfatizó.

El presidente de la Cámara de Gas de Cochabamba, Renán Quiroga, recomendó a los conductores adquirir los cilindros de las marcas autorizadas como: Tomasetto Lobato GNC, Inprocil, Landirenzo, Faber, Inflex y MAT.

Estas marcas están “garantizadas” y tienen un tiempo de vida de 20 a 25 años.

Quiroga aconsejó a los conductores de vehículos privados y públicos que antes de acudir a un taller para adquirir la roseta de gas, observen si está autorizado por la Autoridad Nacional de Hidrocarburos (ANH). Es un documento que debe estar en un lugar visible y que tiene validez de dos años. Sin este documento el servicio que ofrece es ilegal.

“Es como un certificado que otorga la ANH y eso respalda la legalidad del taller”, añadió Quiroga.

Otra “irregularidad” observada y criticada por los propietarios de los talleres autorizados, es que hay mecánicas clandestinas o que no tienen la autorización de la ANH donde hacen instalaciones de garrafas de GLP y tanques de aire para bocinas. En algunos casos esas instalaciones son “caseras”.

“Los tanques de aire y las garrafas necesariamente necesitan hasta doble soldadura. En cambio el cilindro de GNV no tiene”, explicó Román.

Ambos equipos son considerados “bombas de tiempo” que pueden explotar en cualquier momento ya que las soldaduras casi siempre tienen fisuras por donde puede salir el combustible o aire.

Además del riesgo de explosión en ambas instalaciones “ilegales”, los tanques de aire para las bocinas contaminan el medio ambiente ya que los niveles de decibeles superan los permitidos.

ILEGALES Igualmente, en los talleres clandestinos o ilegales nadie puede certificar de que el mecánico tenga conocimiento para instalar los cilindros de GNV. Algunos conductores acuden a ellos porque los precios son más económicos pero los riesgos son mayores.

EMERGENCIA Los talleres legales para la conversión y recalificación a GNV están en emergencia debido a que los clandestinos o ilegales están dañando la imagen de los autorizados por ANH.

Jorge Román pidió a la ANH que haga operativos para frenar a los talleres “truchos” o ilegales y que brinde información a la ciudadanía sobre las ubicaciones de los autorizados para que no sean engañados o estafados.

Román también cuestionó el accionar de algunos talleres de GNV autorizados, ya que no hacen una revisión adecuada de los vehículos para otorgar la roseta de gas.

Esa irregularidad se vio en la explosión del vehículo el 28 de noviembre. Los policías de Tránsito verificaron que el motorizado tenía una roseta de gas legal, pero el cilindro era un tanque de compresión de aire.

En el taller extendieron la roseta dejando pasar la instalación ilegal que tenía.

OPERATIVOS
Renán Quiroga de la Cámara de Gas señaló que la responsable de realizar los operativos y controles es de la ANH.

Actualmente el personal de la ANH realiza los controles en las estaciones de servicio ya que todo conductor necesariamente debe llevar su vehículo allí para cargar combustible.

Circulan rosetas “truchas” para gas

La Cámara de Gas y los talleres autorizados de GNV han confirmado que circulan rosetas “truchas” o falsificadas para gas.

Igualmente, los policías del Organismo Operativo de Tránsito, han verificado esta irregularidad.

Este diario tuvo acceso a una roseta “trucha” que a simple vista no se puede apreciar que es falsificada.

Estas rosetas generalmente son adquiridas en el Autoventa o algunas personas van a ofrecerlas hasta los sindicatos o paradas de los transportistas federados o libres, explican en la Cámara de Gas.

El propietario del taller GNC Revolution, Jorge Román, manifestó que en una semana identificó 15 rosetas “truchas” y todas eran del transporte público.

“Es que quieren (los choferes públicos) evitarse de ir hasta a un taller y prefieren pagar 10 o 15 bolivianos”, afirmó Román.

Las falsificadas tienen la misma numeración en la parte posterior. En cambio en las originales todas son diferentes.

Las rosetas falsas no vienen con un certificado de la ANH, que se asemeja a una tarjeta. En este documento está el código que debe coincidir con la roseta.

El espesor de la “trucha” es simple semejante a un adhesivo. En cambio el original se siente más grueso.

Como medida de seguridad, la ANH cambió la presentación de las rosetas. Las nuevas de la gestión 2013 tienen un holograma semejante al SOAT “imposible” de falsificar.

El presidente de la Cámara de Gas de Cochabamba, Renán Quiroga, indicó que las rosetas son gratuitas y si alguien quiere cobrar por ella está cometiendo una ilegalidad.

En los talleres legales no cobran por la roseta pero sí por la revisión del vehículo que va desde 30 a 80 bolivianos.

Vehículos privados se benefician con la conversión a GNV

La Entidad Ejecutora de Conversión a Gas Natural Vehicular (EEC-GNV) realiza las instalaciones gratuitas de equipos a motorizados particulares en los municipios de Villa Tunari, Ivirgarzama y el resto del departamento de Cochabamba.

El Gobierno brinda gratuitamente el cilindro, el kit y el pago a los talleres autorizados.

El cambio de matriz energética permitirá a los beneficiarios, que accedan al programa, un ahorro de más del 50 por ciento en sus costos de operación, según el director ejecutivo de la EEC-GNV, Hernán Vega.

En las estaciones de servicio, el litro de gasolina tiene un costo de 3.74 bolivianos y su equivalente en GNV de 1.66 bolivianos.

Los equipos instalados en los vehículos son “de última tecnología e incrementan la vida útil del motor”, señaló Vega.

DOCUMENTOS Los requisitos para acceder al programa de conversión gratuita son: fotocopias simples de la cédula de identidad, Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT), factura de agua o luz, Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito y una carta de solicitud a la EEC-GNV.

La documentación debe ser remitida en un fólder amarillo a la regional Cochabamba de EEC-GNV situada en la avenida Blanco Galindo, kilómetro 6 acera sur (lado Agrocapital).

LOS TALLERES
Todas las instalaciones se realizan en talleres que cumplan con la normativa vigente para la conversión gratuita a GNV y que estén debidamente autorizados por la Agencia Nacional de Hidrocarburos.

Por otra parte, para la provisión de Gas Natural Vehicular, Cochabamba cuenta con 59 estaciones de servicio, dos están situadas en el municipio de Ivirgarzama.

ATENCIÓN Para atender todo tipo de consultas, la entidad de conversión a GNV cuenta con la línea gratuita 800 10 6505 que atiende de lunes a viernes en horarios de oficina.

El sistema de conversión consiste en que el Gobierno entrega los cilindros y el kit al taller de conversiones autorizado, y los demás accesorios son pagados por el mismo taller, pero luego son devueltos por el Estado, de manera que al conductor del transporte público y privado no les cuesta más que el trámite.

Cochabamba tiene 37 talleres autorizados de conversión

En Cochabamba hay 37 talleres de conversión autorizados por la Agencia Nacional de Hidrocarburos, tres están en el Chapare.

Los talleres en el trópico son: García GNV Canaviri en la avenida Integración kilómetro 245; ABEL-GAS en la carretera  Cochabamba-Santa Cruz, localidad de Entre Ríos kilómetro 262, y NEO GAS SRL en la avenida Integración kilómetro 159 carretera Cochabamba - Santa Cruz en Villa Tunari.

Los talleres en la ciudad son: GNC Angulo en la avenida Confital kilómetro 18 en la zona San Jorge de Vinto; GNC Julio en la avenida Maximiliano Roble; GNC Julio (sucursal) en la calle Guadalquivir barrio Petrolero; GNC Salaz REC calle las Barracas en la zona campo ferial.

Otros talleres son: GNV Galileo en la avenida Cabildo, en Jaihuayco; Italy GNV en la calle Mariano Guzmán en el barrio Eucaliptos; Landigas Quiroga SRL en la calle Lucas Mendoza de la Tapia; Los de Vargas avenida Tadeo Haenke; Multiservicios Benitez en la avenida Blanco Galindo y Neogas SRL avenida Ingavi esquina Cornelio Saavedra en la zona La Chimba.

También están autorizados REDU-GAS situado en la avenida Beneméritos del Chaco; Rinde Gas avenida Suecia esquina Guabirá en Huayra K’asa; Rody Gas en la calle Manuela Rodríguez en Villa Loreto.

Asimismo están el Taller de Conversión Total calle Angostura; Trans Sacaba S.A. en la calle Colombia zona Villa Obrajes, Carretera Cochabamba-Santa Cruz; T.R. Salustri en la avenida Ayacucho; V.C. GAS en la avenida América.

Otros son GNV Revolution en la avenida Independencia; Impacto Gas en la calle Vallegrande; BUGATTI GNC en la avenida Colombia zona Villa Obrajes; Brandon Gas avenida Suecia en la avenida Suecia; Celeste GNC en la calle Manuel Carrasco.

Finalmente están CGC SRL en la avenida Portales zona Queru Queru; Ecomotor Gas en la avenida Libertador Bolívar; Euro Gas Joelito GNV en la avenida Guayacán.
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Lo más...