Campo Margarita, más allá de un conflicto técnico

Israel Salvatierra - Autoridades cívicas de ambos departamentos acusan interferencia política en el conflicto. La certificadora Gaffney Cline & Associates confirmó que parte del megacampo está compartido entre Tarija y Chuquisaca. El 29 de abril se conocerá mediante un nuevo informe cuál es el porcentaje que corresponde a cada departamento.

Autoridades cívicas de Chuquisaca y Tarija perciben y acusan intereses políticos como el factor principal en la resolución de la problemática que atraviesan ambos departamentos, en afán de distribuir los futuros recursos económicos provenientes de los campos gasíferos de Huacaya y Margarita.

Esta problemática, en lugar de cerrarse con la presentación del informe oficial de los resultados del estudio realizado por la empresa certificadora de reservas Gaffney Cline & Associates, el cual confirma que una falla del reservorio gasífero Huamampampa (H1b) interconecta los campos Huacaya y Margarita; abre las puertas a una nueva etapa que puede ser marcada por movilizaciones de la población tarijeña en defensa de sus regalías.

El presidente del Comité Cívico de Tarija, Walter Mogro, aseguró que son los intereses del Gobierno de Morales, que apuntan a recuperar el poder político del MAS en el departamento de Chuquisaca, los que han hecho posible la realización y aceptación del estudio de conectividad entre Huacaya y Margarita, cuyos resultados calificó de viciados porque las autoridades de rigor no definieron de forma previa la zona por la cual atraviesa el paralelo 21, límite entre ambos departamentos, y por haber contratado a Gaffney Cline & Associates, empresa que califica de parcializada con los intereses de Repsol.

“El gobierno, para salvar su imagen validó aquello para tratar de cuidar el prestigio perdido en la ciudad de Sucre”, sostuvo, refiriendo estudios previos que, a su criterio, también requerían definir el límite entre Tarija y Chuquisaca.

“NO HAY ASIDERO LEGÍTIMO PARA REFUTAR EL INFORME”


Del otro lado, el presidente del Comité Cívico de Chuquisaca, Milton Barón, ponderó el estudio como “una forma técnica y científica” mediante la cual se resolvió el tema, por lo que desestimó algún asidero legítimo que sirva a las autoridades tarijeñas como punto de apoyo para rechazar dicho informe.

“Tarija está en su derecho de querer impugnarlo o cuestionarlo legalmente, lo que no compartimos es que se quiera llevar a situaciones de presión un tema técnico”, agregó.

“Además -dijo - este estudio es producto del acuerdo de ambos departamentos con el Gobierno nacional y con las autoridades de YPFB, en actas que fueron el resultado de reuniones suscritas en Santa Cruz”.

“Por tanto, siendo este estudio un acuerdo de ambos departamentos con el Gobierno nacional para resolver técnicamente este tema, no tendría por qué rechazarlo. Hacemos votos porque algunos dirigentes y elementos políticos no lleven a un terreno de conflictividad este tema, sino que admitamos que no hay otra manera para resolver la temática que no sea sometiéndonos al veredicto de la ciencia”, expresó.

En ese marco, el analista en Hidrocarburos Francesco Zaratti, considera que se trata de un problema político y técnico a la vez, que a causa de algunos vacíos en la normativa legal vigente compuesta por la Constitución Política del Estado y la Ley de Hidrocarburos se ha vuelto político. Por lo que advierte que el Gobierno deberá manejar este tema de la manera más conveniente, sin soslayar las previsibles reacciones de las partes afectadas y considerando que “Chuquisaca podría reclamar la devolución de su porcentaje de las regalías del campo Margarita desde el primer día de su explotación”.

A DEFINIR PAGO POR REGALÍAS


Después de la presentación de las conclusiones del estudio de Gaffney Cline & Associates queda identificar cuánto debe recibir cada departamento por concepto de regalías de los hidrocarburos provenientes de la explotación del reservorio H1b. Para ello, la empresa consultora deberá concluir los mapas georeferenciados y los cálculos de los factores de distribución.

Según el gerente para América Latina de Gaffney Cline & Associates, César Guzzeti, los resultados de ese trabajo serán presentados en el informe final de la empresa el próximo 19 de abril.

Sobre este tema, Zaratti encuentra vacíos y contradicciones en la normativa debido a que la Constitución Política del Estado (CPE), en su Artículo 138, establece que los departamentos productores tienen derecho a percibir regalías en un monto económico equivalente al 11% de su producción departamental fiscalizada de hidrocarburos; mientras que la Ley de Hidrocarburos, en su Artículo 45, refiere que “en el caso en que un reservorio sea compartido por dos o más departamentos, las regalías serán canceladas proporcionalmente a sus reservas, proyectando verticalmente el límite o límites departamentales al techo de cada reservorio productor”.

Asimismo, la Ley añade que “cuando los hidrocarburos se encuentren en dos o más departamentos… el pago de regalías se distribuirá entre cada área de contrato involucrada en proporción a los factores de distribución de hidrocarburos in situ, independientemente de la ubicación de los pozos productores”.

En base a ambas normas, Zaratti advierte que se podría presentar un nuevo conflicto para definir las regalías correspondientes a cada departamento si Tarija optara por apoyarse en la CPE y Chuquisaca en la Ley de Hidrocarburos.

CONCLUSIONES DEL ESTUDIO DE GAFFNEY CLINE & ASSOCIATES


En base a la información sísmica consultada por la empresa para la elaboración del estudio, se estableció que la estructura Huamampampa, en la zona del pozo Margarita-X3, originalmente era un solo reservorio extendido de forma horizontal.

Con el paso de millones de años, y a consecuencia de los movimientos tectónicos sucedidos en la región andina, se generaron fallas que provocaron la discontinuidad de Huamampampa y el hundimiento de algunas de sus partes.
De ahí que en dicha zona, Huamampampa esté divida en tres reservorios: H1a, H1b y H2, siendo el H1b el reservorio que es compartido por Tarija y Chuquisaca, informó el gerente general para América Latina de Gaffney Cline & Associates, César Guzzeti.
Las principales conclusiones del estudio fueron:

• Existe suficiente soporte técnico que evidencia la conexión hidráulica del reservorio Huamampampa H1b entre Margarita-Huacaya.
• El reservorio Huamampampa H1b se extiende entre Margarita-Huacaya, siendo por tanto el reservorio Huamampampa penetrado por el pozo HCY-X1, la extensión norte del reservorio H1b descubierta en Margarita.
• Por lo tanto, para el control y seguimiento de reservas debe considerarse a este reservorio como una única unidad de flujo.
• Con respecto a los reservorios H1a y H2, no existe en este momento evidencia alguna que permita indicar que exista la continuidad hidráulica entre Margarita y Huacaya.

OPINIONES

Milton Barón, presidente del Comité Cívico de Chuquisaca


“Hubieron estudios anteriores que hablaban de la conectividad de Huacaya y Margarita indicando que se trataba de un mismo reservorio. Eso es lo que hoy se ha confirmado una vez más. Por tanto, no es sólo Gaffney, son muchas las empresas que establecen esta, que para nosotros es una verdad científica y técnica, a la cual nosotros como departamento de Chuquisaca nos adherimos”.

Juan Luís Vera, secretario departamental de Hidrocarburos, Energía y Minería de Chuquisaca

“Este conocimiento (la confirmación de que Margarita-Huacaya sea un reservorio compartido) es de ellos, las ex autoridades inclusive de Tarija, que han asumido cargos en Yacimientos como autoridades, lo han mencionado y señalado que hay conectividad entre los dos campos, entonces, creo que deben reflexionar y ser conscientes de lo que le corresponde a cada departamento”.

Daniel Centeno, ex presidente de la Comisión Multisectorial de defensa del campo Margarita


“Sobre el informe de la Gaffney, es un informe totalmente equivocado y errado, fuera de toda lógica geológica, los modelos estructurales desarrollados en el subandino están claramente desarrollados con su hundimiento sur y su hundimiento norte. El hundimiento Sur de la estructura de Margarita se encuentra en el asiento de Palos Blancos y su Hundimiento Norte se encuentra en la quebrada de Huacaya. La quebrada de Huacaya se encuentra a 8.5 kilómetros del paralelo 21, que divide Chuquisaca de Tarija, no tiene nada que ver, la estructura que ingresa a Tarija es la estructura de Huacaya”.

Walter Mogro, presidente del Comité Cívico de Tarija

“Tarija retoma sus banderas de lucha, además diciendo que en toda su historia republicana este departamento nunca ha recibido atención del gobierno central sino la arrancaba a través de luchas, manifestaciones, destierros, encarcelamientos y hasta muertes de algunos ciudadanos que como buenos tarijeños murieron para recibir lo que hoy tenemos”.
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Lo más...