Bolivia podría industrializar su gas sacrificando mercado de exportación

El proceso de industrialización de gas que tiene pensado realizar el Gobierno, podría llevarse a cabo pero se debería sacrificar el gas vendido a Argentina o Brasil, el mismo que sería riesgoso ya que no existen inversiones en exploración, dijo a EL DIARIO el experto de hidrocarburos, Álvaro Ríos.

Si el país quiere optar por industrializar su gas, se tiene dos opciones en criterio del analista: una de ellas sería esperar un largo tiempo hasta que se encuentre nuevas reservas pero esto sería un período largo y no de manera inmediata.

“Lo que podríamos hacer temporalmente para viabilizar algún proceso de industrialización sería utilizar estas reservas existentes, pero debemos tener inmediatamente inversiones para exploración, reponiendo las reservas utilizadas y poder cumplir nuestros contratos hacia adelante”, manifestó Ríos.

Explicó también que si se quiere viabilizar una industrialización a mediano plazo debemos tomar en cuenta que el país tiene reservas que ya están comprometidas a los mercados extranjeros porque tenemos que cumplir los contratos.

Las reservas son de 9,7 Trillones de Pies Cúbicos (TCF, sigla en inglés), de las cuales 4,1TCF son para el mercado argentino, 3,8 TCF para el mercado brasileño y 1,5 TCF para el mercado interno, teniendo un remanente de 0,3 y para la industrialización de gas se necesita un aproximado de 4,3 TCF, que sería el déficit.

“Es una manera de hacerlo, pero para ello es muy preponderante que si se va a realizar uno o dos proyectos de industrialización que queremos que se hagan, lo que tenemos que incentivar es la exploración, modificando la Ley de Hidrocarburos, la parte estructural, el nuevo modelo de contrato y hacer un análisis de por qué no está funcionando de manera que se obtenga inversión”, comentó el experto.

Este es el camino que se debería seguir y la baja de las reservas no debería ser ningún pánico porque Bolivia tiene potencial bajo la tierra y lo que se tiene que hacer es reactivar el ciclo exploratorio.

INVERSIONES

Hasta el 2012, se invertirá alrededor de 2.500 y 3.000 millones de dólares que le harán bien al país, dijo el experto en hidrocarburos.

“Siempre dijimos que el Gobierno hizo bien, firmando la adenda del contrato de gas con la Argentina con cláusulas de penalidades, de cumplimiento de contrato y respaldadas para realizar un contrato serio. Creo personalmente es un contrato que se lo debe aplaudir y en virtud de ese contrato es que se están realizando inversiones desde el 2010, 2011 y virtualmente el 2012 en los campos de Margarita, Huacaya, San Alberto, Itau y San Antonio en pozos de desarrollo en líneas de recolección, en plantas, en el ducto que se debe ampliar para llegar a la Argentina, en líneas para evacuar los líquidos asociados al gas natural”, manifestó Ríos.

Comentó que en el período 2010- 2012 el país tendrá una inversión entre 2,500 y 3.000 millones de dólares, en estos campos grandes, además existen inversiones menores para desarrollar algunos campos que se están llevando a cabo pero son de menor capacidad principalmente la empresa petrolera Chaco, en el norte de Bolivia.

“Son pequeñas inversiones para mejorar la producción en algunos campos como en el Chapare, Bulo Bulo y en algunos otros campos menores”, comentó Ríos.

EXPLORACIÓN

Ríos comentó que dentro el ámbito exploratorio, es donde entra la preocupación por razones técnicas y por falta de exploración en los últimos siete años, pues las reservas de gas están en el orden de 9, 7 TCF.

“No existe una situación de pánico, pero no vemos que el país pueda captar nueva exploración de YPFB o de cualquier empresa. Tampoco hay indicios que existan exploraciones agresivas que es lo que necesita el país en los próximos años”, manifestó Ríos.

Afirmó que para este año se está perforando un pozo, el Aquío X-1, y que a principios del 2011 se empezará a perforar en Camiri, el Sararenda X-1. “Entonces estos, son pozos exploratorios, llevándonos a un pozo exploratorio por año”, agregó.

PLANES

“Bolivia requiere perforar de 10 a 15 pozos exploratorios al año y para esto es importante detonar la exploración, pero no conocemos planes explícitos de exploración en el país. Se conoce del interés para el Bloque Acero por parte de la empresa Gazprom que hace tiempo está buscando firmar un contrato en Bolivia, pero las condiciones se están cerrando y tienen dificultades”, sostuvo.

Manifestó que en este marco, es importante mirar y hacer un ajuste en el marco legal, institucional, jurídico de impuestos para ver porque no se puede incentivar la exploración en el país, que es lo que se necesita para el largo plazo.

“En los próximos diez años, el país debe lograr probar nuevas reservas mayores a 10 TCF”, porque de otra manera “están en riesgo no sólo la industrialización, sino también el abastecimiento energético y los ingresos fiscales a partir del 2020”, según el ex superintendente de Hidrocarburos, Carlos Miranda.

Con la finalidad de evadir el peligro de desabastecimiento de hidrocarburos y el desplome de los ingresos fiscales, en la próxima década, el país deberá certificar más de 10 trillones de pies cúbicos (TCF) de reservas probadas de gas natural y perforar por lo menos 65 pozos exploratorios en los siguientes años, dijo a la agencia ANF.
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Evento Recomendado

Lo más...