Deuda interna de $us 4 mil millones preocupa a empresarios

Recomiendan cautela al Gobierno. El Banco Central de Bolivia asegura que la deuda pública de mediano y largo plazo es sostenible.

La deuda interna de 4.393 millones de dólares preocupa a los empresarios privados y a los economistas, que sugieren al Gobierno tener cautela a la hora de pedir nuevos préstamos, ya que los mismos deberían ser justificados por una inversión productiva.

Según datos del Banco Central de Bolivia (BCB) la deuda pública asciende a 6.989 millones de dólares, de los cuales 2.596 millones corresponden a la deuda externa y 4.393 millones a la interna. Las cifras son corroboradas por la Cámara de Industria Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), en un análisis de la Fundación Milenio.

La deuda interna es la parte de la deuda nacional o pública de Bolivia cuyos acreedores son entidades o bancos de nuestro país.

Los gobiernos de turno para solventarla y conseguir la generación de dinero, hacen uso de la vía del préstamo para obtener efectivo en lugar de emitir más billetes o monedas.

Para el analista económico, Alberto Bonadona, el problema del crecimiento de la deuda interna obedece a las operaciones de mercado abierto (compra y venta de títulos públicos) que están en 3.500 millones de dólares, siendo el mayor acreedor del Estado los ciudadanos que aportan a las Administradores de Fondos de Pensiones (AFPs).

“Es preocupante la situación de las AFPs porque a partir de 2012 los bonos que ha emitido al Estado, llegarán a su conclusión y va a tener que pagar a éstas o a la entidad que se haga cargo de las pensiones y las mismas tendrán que pagar a los jubilados. Como se espera se cree que unas 126 mil personas que van a estar próximas a la jubilación y que van a exigir que el dinero salga de las arcas del Estado y posiblemente tenga que financiarla con mayor endeudamiento interno”, dijo.

CRECIMIENTO


La deuda interna atribuida al actual Gobierno ha tenido una tendencia creciente y sólo en la gestión 2009 ha crecido en cerca de 220 millones de dólares. La pregunta de Bonadona es dónde está el superávit fiscal desde el 2006.

“Lo correcto sería empezar a reducir el endeudamiento aprovechando esos recursos excedentarios, algo que no ha ocurrido”, afirma el informe de la Fundación Milenio.

Al respecto, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, mediante una publicación, realizada hace tiempo, informó que entre 2006 y 2008 la deuda pública interna del Tesoro General de la Nación (TGN) sólo creció un 5% gracias a las políticas económicas asumidas por el Gobierno.

Sostiene que la deuda interna creció esencialmente por el crédito que el Tesoro asumió con el BCB para atender los desastres provocados por los fenómenos El Niño y La Niña, para lo cual se constituyó un Fondo de Reconstrucción de Seguridad Alimentaria y Apoyo Productivo.

Además, dejó establecido que la deuda interna pública se originó en la reforma de pensiones y la deuda histórica con el BCB.

GASTOS

También, es atribuible la deuda interna al Gobierno Central, que proyecta una inclinación progresiva a tener una estructura de gastos mayores fruto de la creación de las empresas estatales y de un vertiginoso ascenso del gasto público, que ha crecido desde Bs 43 mil millones en el 2005 hasta 105 mil 900 millones en el 2010.

Sin embargo, es importante precisar que la deuda pública, que es la suma de la deuda externa y la deuda interna (del Gobierno y el Banco Central) del país, ha comenzado a disminuir por efecto de la reducción de la deuda del BCB, toda vez que desde el año pasado ha comenzado a aplicar una política monetaria expansiva, es decir, a recuperar los bonos entregados a las entidades financieras. La deuda interna atribuida al BCB se ha reducido en cerca de 1.200 millones de dólares.

DEUDA EXTERNA E INTERNA


El crecimiento de la deuda pública en general del país obedece principalmente a requerimientos prioritarios como proyectos de infraestructura, importación de diesel. Los principales acreedores son Corporación Andina de Fomento (CAF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Venezuela.

Pese a este panorama el BCB asegura que la deuda externa pública de mediano y largo plazo es sostenible.

El economista Napoleón Pacheco, empresarios y expertos en finanzas, coinciden que no es malo endeudarse, pero aclaran que estos recursos deben estar destinados a mejorar la calidad de vida de la gente, aumentar la capacidad productiva y fortalecer la infraestructura del país. Se debe tener una planificación.

Sólo a Venezuela, se le adeuda más de 292 millones de dólares. Los economistas coinciden en que la deuda se ha incrementado vertiginosamente en nada menos que 800% desde 2006, producto de que el país compra mayor cantidad de diesel pagando precios internacionales y vendiéndolos en el territorio nacional con subvención.

Las proyecciones dan cuenta que la deuda externa tendrá tendencia ascendente porque existen recursos en los organismos internacionales dispuestos para Bolivia.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Lo más...

  • Reciente

  • Leído (7 días)