Editorial: La industrialización de los hidrocarburos

2009-08-14 07:35:00
Lo cierto es que esa industrialización de gas, se promete desde que comenzó la gestión de Evo Morales, sin embargo, a cuatro meses de la entrega de su mandato, no se avanzó nada, al contrario, está la posibilidad más lejos que nunca, debido a dos razones fundamentales; la primera tiene que ver con la perdida de mercados y competitividad de nuestros hidrocarburos; y la segunda con la existencia de un marco normativo que desalienta la inversión extranjera y nacional.

El futuro del Departamento de Tarija, guarda relación directa con la cadena productiva de los hidrocarburos, de esta forma la política energética del país nos afecta en términos absolutos, precisamente porque es una competencia privativa nacional, indelegable e intransferible, de acuerdo a lo establecido por la nueva Constitución Política del Estado.

El presidente durante la celebración de los 133 años de creación de la provincia Gran Chaco, prometió ir consolidando la tan mentada industrialización del gas, sus acólitos indudablemente expresaron su alborozo y no faltaron los que al conocer tal ofrecimiento quedaron pasmados.

Lo cierto es que esa industrialización de gas, se promete desde que comenzó la gestión de Evo Morales, sin embargo, a cuatro meses de la entrega de su mandato, no se avanzó nada, al contrario, está la posibilidad más lejos que nunca, debido a dos razones fundamentales; la primera tiene que ver con la perdida de mercados y competitividad de nuestros hidrocarburos; y la segunda con la existencia de un marco normativo que desalienta la inversión extranjera y nacional.

Dentro de ese contexto, la nueva Constitución Política establece en su artículo 359, que: “la totalidad de los ingresos por la comercialización de los hidrocarburos será propiedad del Estado” y el artículo 366 del mismo texto constitucional, señala respecto a las empresas extranjeras: “… No se reconocerá en ningún caso tribunal ni jurisdicción extranjera y no podrán invocar situación excepcional alguna de arbitraje internacional, ni recurrir a reclamaciones diplomáticas”. De esta forma, las empresas privadas no tienen ningún estimulo para invertir, porque no disponen de ninguna utilidad en materia de comercialización y en el caso de las inversiones extranjeras, no gozan de un marco de seguridad jurídica que las ampare ante cualquier incumplimiento del Estado. De esta forma, solamente Ypfb y Ebih, como empresas estatales, son las únicas facultadas constitucionalmente para cumplir las promesas del presidente, habrá que ver con qué recursos y si obrarán con transparencia.

Entonces los ofrecimientos resultan demagógicos y merece mayor profundidad en el análisis, el hecho de que en materia minera el régimen es totalmente distinto y garantiza sin restricciones la inversión privada nacional y extranjera. Tal vez, es hora de un buen esclarecimiento, pues este cinismo, derivó en una “guerra del gas” con el perjuicio directo al sector y a nuestro departamento, sin que esto mereciera alguna explicación, justificación o asumir responsabilidad.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Lo más...