Inra recién reinicia saneamiento de tierras en proyecto de El Mutún

2008-08-20 06:21:57
Con la necesaria intervención del Gobierno, mediante el Ministerio de Minería y Metalurgia, recién esta semana se reanudó el saneamiento de tierras en el área que el Estado debe entregar a la empresa Jindal Steel Bolivia S.A. para la ejecución del proyecto siderúrgico de El Mutún.

El director nacional de Minería, Freddy Beltrán, informó a este medio que el viernes 15 del presente, en la población de Puerto Suárez, Santa Cruz, se firmó un acuerdo final con los propietarios de los predios afectados por el proyecto minero tras lo cual desde el lunes los técnicos del Instituto Nacional de Reforma Agraria (Inra) iniciaron la tarea.

Hace cuatro semanas, el presidente interino de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), Guillermo Dalence, informó a este medio que tras arduas reuniones con los propietarios de los diez terrenos afectados, se logró un acuerdo para dar paso al proceso de saneamiento.

Sin embargo, al parecer el pacto no satisfizo la exigencia de los dueños de esos terrenos por lo que tuvo que participar en las negociaciones el Ministerio de Minería, además del Director de Inra, los representantes de las superintendencias Agraria y Forestal, la ESM y los propietarios.

Con la suscripción de ese acuerdo final se prevé que en el lapso de dos meses se tenga saneada toda la superficie involucrada para su posterior amojonamiento y entrega a Jindal del área de contrato.

El acuerdo consiste en que los propietarios que están dentro de la concesión cedida a la empresa Jindal van a retirarse y ceder sus terrenos una vez que concluya el proceso de saneamiento.

“En la negociación hemos explicado la necesidad que tiene el Gobierno de contar con esos predios y en términos económicos se ha llegado a un acuerdo para que ellos cedan al Estado parte de sus concesiones”, afirmó Beltrán.

En relación al monto que el Estado deberá erogar por el traspaso de los terrenos, la autoridad no dio una cifra determinada ya que primero se tiene que realizar el trabajo de saneamiento en el que los técnicos del Inra determinarán de acuerdo a la superficie la cantidad que se debe cancelar a los dueños de dichos predios.

En total son 2.800 hectáreas que deben ser saneadas por los técnicos especialistas, según el presidente de la ESM, Guillermo Dalence. Con esta tarea que se inicia se prevé que en octubre haya concluido el saneamiento de tierras.

En tanto, los trabajadores de la empresa Jindal están en la tarea de construir parte de la infraestructura que les corresponde en la concesión, donde también están instalando un laboratorio.

Se prevé también que una vez concluido con ese proceso, Jindal también va ejecutar las inversiones que se tenían previstas para este año, las que ascienden a 200 millones de dólares.

Por otra parte, continúa en proceso de trámite en el Ministerio de Minería y el Viceministerio de Medio Ambiente la licencia ambiental para la operación minera. La única que se consiguió hasta el momento es la licencia ambiental para la exploración minera.

Por su parte, el directorio de la ESM identifica varias tareas que tiene que realizar, como la recuperación de varios bienes que aún están en manos de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y entre ellos un edificio donde se van a instalar las oficinas de la empresa en la población de Puerto Suárez. Esta y otras tareas se ejecutarán hasta fin de año.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Lo más...

  • Reciente

  • Leído (7 días)