24Abril2014

YPFB - PETROLERAS

Expertos dicen que la crisis en YPFB perjudicó a la producción

2009-02-04 07:14:55
ARGUMENTO • Según los analistas, los constantes cambios de autoridades y el manejo político de la estatal petrolera influyeron negativamente en la labor técnica. Sugirieron una reestructuración con personal especializado en el rubro.

La crisis que enfrenta Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) a raíz de los constantes cambios de mando y el manejo político que se hizo en la empresa, afectaron a la producción de hidrocarburos y al consecuente abastecimiento de los mercados interno y externo, coincidieron en señalar analistas consultados por este medio.

“Le ha afectado (la crisis) de manera terrible si vemos lo que ha ocurrido en YPFB los últimos años, en especial en el tema de producción de crudo y de gas natural, donde los volúmenes han bajado de manera importante”, dijo el ex superintendente de Hidrocarburos Hugo de la Fuente.

Explicó que el 2005, YPFB producía más de 50.000 barriles de petróleo al día, mientras que ahora “no existe crudo para darles a las refinerías privadas”. En cuanto al gas, precisó que los cerca de 43 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) se redujeron actualmente a sólo 38 MMmcd. “Lo único que nos ha salvado han sido los precios altos (del petróleo en el mercado internacional)”.

El 2008, la provisión de diesel, Gas Licuado de Petróleo (GLP) y gasolina en el país y sobre todo en el eje troncal fue irregular. El problema fue que la producción de hidrocarburos se mantuvo en los niveles usuales y no creció al mismo ritmo que la demanda.

Para el ex ministro del área Álvaro Ríos, “la forma en que se viene conduciendo este importante sector no está acompañando las necesidades de Bolivia en el mercado interno y en los de exportación. Esto quiere decir que la institución está siendo manejada políticamente y no como una empresa de negocios”.

Ambos coincidieron en el riesgo que corre el proceso de nacionalización de los hidrocarburos, debido al rol que el Gobierno le asignó a YPFB en ese proceso.

De la Fuente sostuvo que según la “visión estatista” de la nueva Constitución Política del Estado (CPE), “el papel de YPFB es más que fundamental”, ya que a través de la empresa, el Estado controlará “todas y cada una de las actividades petroleras”.

Mientras, Ríos aseguró que, de no darse un cambio estructural en la estatal, “el proceso de fortalecimiento de YPFB y la misma nacionalización serán un total fracaso” y la empresa se verá forzada a vender sus productos “a precio de gallina muerta”.

Según Ríos, el cambio en la estatal petrolera parte de conformar un nuevo directorio, cuyos miembros sean nombrados por instituciones como la Sociedad de Ingenieros de Bolivia, la Cámara de Hidrocarburos y reconocidos por el Poder Ejecutivo.

“Tienen que ser personas conocedoras (del rubro), notables y que puedan hacer con el nuevo presidente de YPFB una nueva estructura, de forma que la empresa funcione de manera técnica y empresarial”, agregó.

Al respecto, De la Fuente complementó que “se tiene que entender que no se hace política con el tema petrolero (...). Debemos, de una vez por todas, despolitizar YPFB y poner técnicos de primer orden, es decir, que reciban sueldos similares a los que se están pagando en Chaco, Andina o Transredes (empresas extranjeras que operan en el país)”.

Las 5 personas que asumieron las riendas de la estatal petrolera y las causas de su alejamiento

Desde la posesión de Evo Morales como Presidente de la República el 2006, cinco autoridades estuvieron al frente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), empresa que tiene a su cargo el proceso de nacionalización e industrialización de los hidrocarburos. Acusaciones sobre irregularidades motivaron la destitución de cuatro de las ex autoridades.

JORGE ALVARADO
Contrato

Fue el primer presidente interino de YPFB en la actual gestión de gobierno. Ocupó el cargo del 25 de enero al 27 de agosto del 2006. El 21 de julio de ese año firmó un contrato irregular de exportación de gas a Brasil con la empresa Iberoamericana. Según la Superintendencia del sector, de haberse ejecutado el contrato, el daño económico habría sido de $us 39 millones. El 28 de agosto, el presidente Evo Morales lo removió del cargo y también destituyó a quienes lo acusaron de haber violado el Decreto 28701.

JUAN CARLOS ORTIZ
Renuncia

Fue posesionado en el cargo el 28 de agosto del 2006 y renunció el 26 de enero del 2007. En ese momento, el máximo ejecutivo de la estatal petrolera denunció una campaña interna en su contra. “No acepto que mi nombre sea manoseado por fuentes, por personas que detrás de anónimos se ocultan para iniciar una campaña de ataque a mi gestión y a mi persona”. Ortiz agregó que su visión de empresa no fue comprendida por algunos sectores del Gobierno. Entonces, autoridades del Ejecutivo evitaron referirse al tema.

MANUEL MORALES OLIVERA
Petroleras

Se puso al frente de la estatal el 29 de enero del 2007. Su gestión concluyó el 23 de marzo del mismo año. Antes de ocupar la presidencia, fue asesor principal de Jorge Alvarado, cuando éste dirigía la estatal. Pese a que renunció a ese cargo, mantuvo su influencia mientras YPFB fue dirigida por Juan Carlos Ortiz. Se vio envuelto en un escándalo por errores y presuntas irregularidades cometidas en la firma de los 44 contratos petroleros. Viajó a Cuba junto a un grupo de jóvenes asesores. El viaje fue pagado por el Estado y por Cuba.

GUILLERMO ARUQUIPA
Empleados

Asumió el cargo el 23 de marzo del 2007 y lo dejó el 12 de marzo del 2008. Su gestión se caracterizó por denuncias de irregularidades en la contratación de personal para la estatal petrolera. Fuentes del sector petrolero señalaron entonces que Aruquipa generó ineficiencia en YPFB y en la agilización del tema operativo y de inversiones. “La coordinación entre YPFB y las petroleras quedó estancada y sin avances debido a que no tenía el poder de mando”, declaró una de las fuentes. Actualmente, es Superintendente de Hidrocarburos.

SANTOS RAMÍREZ
Corrupción

El dirigente del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) y senador por ese partido político fue nombrado presidente de YPFB el 12 de marzo del 2008. El 31 de enero del 2009, el Mandatario lo alejó del cargo. La determinación ocurrió cuatro días después de que Ramírez se viera involucrado en hechos de corrupción que salieron a la luz tras el asesinato del empresario Jorge O’Connor D’Arlach, que llevaba 450.000 dólares presuntamente para pagar una comisión ilegal por un contrato millonario que se adjudicó de la empresa estatal.


Puntos de vista

“Se encuentra en desventaja”
HUMBERTO VACAFLOR.
Analista económico

“El cambio de tantos ejecutivos de la empresa ha perjudicado a YPFB, que ahora está en desventaja, porque ha pasado su mejor momento, por los precios excelentes (a nivel mundial), y encuentra que no ha acumulado los recursos suficientes para enfrentar este momento de crisis económica. Tendría que conseguir socios que inviertan lo suficiente para hallar nuevos yacimientos y otros mercados”.

“Hace falta mayor humildad”
FRANCESCO ZARATTI.
Analista

“Más que la nacionalización, lo que está en riesgo es la seguridad energética del país y el futuro de YPFB. Los cambios de conducción afectan a las empresas, debido a la falta de estabilidad y confianza para diseñar políticas de largo aliento. Hace falta mayor humildad y conciencia de las limitaciones de la empresa, reforzarla con mejores profesionales y construir sólidas relaciones con las empresas privadas que operan en Bolivia”.

“YPFB es aún más importante”
Hugo De la fuente.
Ex superintendente de Hidrocarburos

“(YPFB) es aún más importante para el país si tomamos en cuenta que la gasolina, el diesel y el gas natural son fundamentales para el desarrollo de Bolivia; seguido por el consumo del energético que es el que moviliza, precisamente, los bienes y servicios. Su importancia no solamente es en el mercado interno, sino que en el mercado de exportación, una parte substancial de los ingresos del Estado se dan a través de los hidrocarburos”.