25Abril2014

Noticias de Argentina

Argentina: Julio De Vido arregla su salida del Gobierno

2010-01-24 12:16:35
DIARIO PERFÍL - Es probablemente el ministro con más poder en el gabinete argentino. Ocupa el puesto desde el 25 de mayo de 2003. Controla subsidios por más de 15 mil millones de pesos argentinos y administra fondos fiduciarios millonarios con absoluta discrecionalidad. Digita la obra pública en la Argentina y negocia con los grandes empresarios sin que le tiemble el pulso. Es, además, un soldado de la causa kirchnerista incluso antes de que el Pingüino llegara a la Casa Rosada. Y una pieza clave en el engranaje oficialista. Pero está quemando sus últimos cartuchos adentro del Gobierno.

Dos fuentes distintas, una con acceso a Olivos, otra con contacto directo con el operador K Rudy Ulloa, dijeron a PERFIL que el ministro de Planificación, Julio De Vido, está con un pie afuera. Su reemplazante sería el actual secretario de Obras Públicas, José López, también hombre de confianza de Néstor. La venta de Telecom Italia –o su estatización– será, muy probablemente, la última intervención de De Vido como ministro. Hasta dicen que amagó con renunciar en la semana. Y no es que esté pensando en abandonar el kirchnerismo ni mucho menos. Todo lo contrario. El arquitecto ya está operando en Santa Cruz y en Buenos Aires para apuntalar al sucesor de Peralta (Kirchner ya no confía en el gobernador), candidatura que podría encabezar el propio funcionario si es que le dan bien los números en las encuestas.

De Vido acusa el desgaste propio del cargo, siente la presión judicial que aumenta proporcionalmente a medida que decae el poder del kirchnerismo y sabe que su salida también podría oxigenar el gabinete de Cristina Fernández.

Durante su gestión comandó la estatización de Aguas Argentinas, Aysa, el Ferrocarril Roca, el San Martín y el Correo. También enfrentó escándalos de corrupción como las coimas por el gasoducto construido por Skanska y la valija de Antonini, que tuvo como protagonista a un subordinado suyo, Claudio Uberti.

Armado territorial. De Vido se reúne con los intendentes de la zona norte de Santa Cruz. Se trata de los jefes comunales de Caleta Olivia, Pico Truncado y Las Heras. También está bajo su ala Puerto Deseado. Sólo las primeras tres localidades representan un caudal electoral de alrededor de 100 mil votos, una cifra para nada despreciable en una provincia tan pequeña. “Conformó con los intendentes una liga, es su base, su estructura: a ellos les envía fondos de Nación puenteando a Peralta”, explicó a PERFIL una fuente política santacruceña. El que encabeza la liga es Fernando Cotillo, el intendente de Caleta, de excelente vínculo con De Vido. En esos distritos el justicialismo no perdía desde hacía veinte años. Los jefes comunales culparon a Peralta de la derrota.