20Abril2014

Artículos

El petróleo del Parque Madidi

2008-08-30 07:24:16
Por: Teresa Flores Bedregal *
El Gobierno hace grandes avances para concretar sus planes de explotar el petróleo del Parque Madidi. Hecho aplaudido por muchos, en particular por paceños que creen que esto significará salir de la postergación del departamento. No se toma en cuenta que esa explotación significará la destrucción de una de las áreas de riqueza biológica más extraordinarias que existen en el planeta.

El mismo Presidente que defendió el Parque Madidi el año pasado cuando fue invadido y que proclamó al mundo que deberíamos cuidar la biodiversidad y ser “extremadamente responsables con estos recursos naturales que no pueden ser tratados como una mercancía más, olvidándonos que de ella depende la vida y la propia existencia del planeta”, ahora impulsa la explotación del área.

Asimismo, el ex Prefecto de La Paz, a tiempo que promovía el Parque Madidi como una de las maravillas naturales del mundo, contradictoriamente propugnaba la explotación de su petróleo. Lo que no se comprende es que no es compatible mantener un área natural y querer explotarla. La explotación petrolera implica la construcción de caminos e infraestructura, nuevos asentamientos humanos que destruirían sus ecosistemas, sus animales y plantas, además que la misma explotación ocasiona fuerte contaminación.

Cuando le pregunté a Yolanda Kakabadse —la primera representante ambientalista en una Asamblea Constituyente en América Latina— sobre el balance de haber incorporado temas ambientales en la Constitución de Ecuador, su respuesta fue: “En algo nos equivocamos y es el haber permitido la explotación del petróleo en áreas protegidas”.

Cabe recordar que en el pasado han habido varias prospecciones en el Madidi, por ejemplo, las realizadas por la empresa francesa Total que finalmente no se interesó por su explotación debido a que el petróleo del área es pesado y no era lo suficientemente rentable para realizar las grandes inversiones que necesitaría su extracción.

Sin tomar en cuenta estos antecedentes y con grandes obras pendientes para mejorar la infraestructura que satisfaga la demanda insatisfecha de gas en los diversos departamentos del país, que son causa para que muchas obras queden paradas por la insuficiente producción de ladrillos (no hay suficiente gas natural para sus hornos), ahora se pone el énfasis en nuevas explotaciones sin realizar las inversiones para mejorar la producción actual y para sustituir el diésel importado que significa un gran drenaje de recursos para el país, tanto por su compra como por su subvención. Cabe relievar que el Madidi es considerado a escala mundial como uno de los destinos turísticos más interesantes. Por eso recibe una gran cantidad de turistas que lo visitan por la hermosura de sus áreas naturales y riqueza de especies. En vez de explotarlo, deberíamos seguir el ejemplo de Ecuador que pidió a la comunidad internacional compensación por no explotar el petróleo de los yacimientos existentes en el Parque Nacional Yasuní. Propuesta sobre la que se dijo: “Se trata de un sueño que es alimentado desde hace más de una década por indígenas amazónicos que han luchado por una moratoria petrolera para salvar de la extinción lo que resta del bosque amazónico ecuatoriano”. Esta propuesta, que pareció una locura a muchos, ha concitado un considerable apoyo y puede concretarse dentro de las negociaciones sobre cambio climático que buscan mecanismos para disminuir las emisiones de dióxido de carbono, entre ellos la compensación por evitar la deforestación.

* Especialista en desarrollo sostenible