24Abril2014

Minería y Siderúrgia

Existen grandes reservas de uranio en Bolivia

Por Clovis Díaz de O.F.
La existencia de uranio de alta ley en el territorio boliviano, es un hecho irrefutable comprobado en diversas prospecciones vía satélite y por perforaciones in situ, afirmó el ingeniero geógrafo, Marco Arturo Montoya Rivera, titulado con maestrías en Geofísica por Satélite, Recursos Naturales y Medio Ambiente.

Diversos estudios, entre ellos del Servicio Geológico de Bolivia, Servicio Técnico y Geológico de Minas; el mapa elaborado por Steve Ludington y Dennis P. Cox y en particular informaciones del Servicio Geológico de Estados Unidos, Servicio Geológico de Canadá, Servicio Geológico de Inglaterra, Servicio Geológico de Francia, entre otros, prueban que el territorio boliviano tiene enormes yacimientos de uranio. La información en Bolivia sobre este metal es abundante, ya que se han realizado muchos trabajos con la ayuda de la cooperación internacional y que las autoridades nacionales parecen desconocer. Deberían acercarse a las instalaciones de la ex Geobol, actualmente Sergeotecmin, donde se encuentra toda la información, por ejemplo, mapas del Servicio Geológico de los Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Japón, entre otros, agregó nuestro entrevistado.

RESERVAS


En la frontera de los departamentos de Potosí (Cerro Pahua) y Oruro, han sido localizados yacimientos de uranio, oro, plata, cobre, litio y estaño. Yacimientos que bien explotados, no sólo ocuparían la mano de obra del lugar, sino de toda Bolivia. Estiman que las reservas de uranio de alta ley (mayor al 60 por ciento), podrían superar los 74 mil millones de toneladas, riqueza jamás soñada. Una libra fina de uranio está valorizada en 120 dólares.

EMPRESA ESTATAL


Creo que es muy importante indicar que el uranio en su estado natural no es dañino a la salud, ya que las concentraciones son muy débiles. Hace daño cuando se lo ingiere, a través de la respiración, atacando a los pulmones para luego pasar al sistema sanguíneo. Esto es fácil de solucionar con la tecnología disponible en la actualidad, por lo cual, es necesario crear una empresa estatal que dé trabajo a los bolivianos más pobres; a los habitantes de estas zonas actualmente en conflicto. La futura empresa del uranio, debería estar a cargo de la institución militar, por tratarse de un mineral estratégico tanto para el país como para la humanidad. En inmediaciones del lugar en conflicto entre Potosí y Oruro, existe un yacimiento que fácilmente beneficiaría a todos los bolivianos, por más de 100 años dijo Marco Montoya Rivera.

YACIMIENTOS


De acuerdo a la tabla explicativa, las reservas y los porcentajes estimados son mínimos si tenemos en cuenta que en esta zona existen yacimientos de minerales y metales diversos. Por ejemplo, tenemos cobre de hasta un 90 por ciento de ley. En inmediaciones del área en conflicto Potosí-Oruro, existe gran cantidad de minerales de tipo boliviano (Complejos); cabe afirmar que en el departamento de Potosí, se encuentra uno de los mayores yacimientos de plata del mundo y que hasta la fecha no ha sido tocada por la mano del hombre, añadió.

ENERGÍA NUCLEAR


La explotación de la materia prima, sería una de las alternativas inmediatas, pero sería excelente la utilización del uranio como combustible de energía que serviría para la industrialización del país en su conjunto. No debemos olvidarnos que la mina San Cristóbal por ejemplo, estuvo paralizada por falta de energía eléctrica, y si nos ponemos a trabajar de manera seria, con una política minera de desarrollo, cambiaríamos la historia económica de Bolivia, pasando de una economía de subsistencia a una economía de verdadero desarrollo. Hasta hoy los gobiernos de turno sólo se han dedicado a administrar la pobreza y nunca se han puesto a trabajar para la generación de riqueza, que es abundante en todo el territorio del actual Estado plurinacional de Bolivia, concluyó el ingeniero geógrafo Marco Montoya Rivera.