16Abril2014

Minería y Siderúrgia

El Gobierno abre otro mercado al estaño

2008-12-03 06:39:59
La empresa Siderúrgica de Orinoco (Sidor) comprará 300 toneladas de estaño metálico al año al país desde el 2009. El volumen equivale a un tercio de la producción mensual de la metalúrgica.

El Gobierno abrió en Venezuela un nuevo mercado para el estaño metálico producido en la Empresa Metalúrgica Vinto (EMV).

La empresa estatal venezolana Siderúrgica del Orinoco (Sidor) se comprometió ayer, a través de un memorándum de entendimiento suscrito con el Gobierno, a comprar 300 toneladas anuales del producto el 2009.

La metalúrgica boliviana produce aproximadamente 900 toneladas mensuales de estaño metálico, por lo que la compra anual de Sidor representará un tercio de su producción mensual.

El ministro de Minería y Metalurgia, Alberto Echazú, explicó que el acuerdo comercial será firmado en las próximas semanas, luego de que se haya analizado los términos del contrato y los detalles, entre ellos, el precio.

El memorándum fue suscrito ayer por el viceministro de Minería boliviano, Eugenio Mendoza, y el viceministro del Ministerio de la Industria Básica y Minería de Venezuela, Iván Hernández.

Echazú indicó que el producto será utilizado por Sidor para los procesos de aleaciones en la producción de acero, que es el fuerte de la compañía venezolana, recientemente nacionalizada.

La autoridad remarcó la importancia de la venta, debido a que, actualmente, la metalúrgica Vinto está confrontando una reducción de compras y de mercado por la caída del precio de los minerales. “Es un apoyo solidario de los hermanos de la república bolivariana de Venezuela a requerimiento de Vinto”, dijo.

Mientras, Hernández aclaró que con el acuerdo comercial, que será firmado próximamente, Bolivia tendrá un mercado seguro para su estaño, durante todo el 2009. El ejecutivo venezolano se autocalificó como un cliente seguro, que incluso podría incrementar su demanda y duplicarla a las 600 toneladas.

Venezuela importa al año 600 toneladas de estaño y, al comprar de Bolivia, sustituirá a sus proveedores en un 50 por ciento.

La empresa Sidor está situada a 800 kilómetros al sureste de Caracas. La componen una veintena de instalaciones donde se produce acero, laminados en caliente y frío, hierro y tuberías.

A decir del ex ministro de Minería Jorge Espinoza, las 300 toneladas de estaño metálico anuales representan un tonelaje bajo para Vinto, “debido a que la empresa produce anualmente entre 10.000 y 12.000 toneladas”.

La ex autoridad explicó que la preocupación debería ser la caída del precio del metal, que a corto plazo podría agudizarse. Esto —dijo— debido a que el principal consumidor de estaño (China) reducirá su demanda, porque su producción será menor a consecuencia de la crisis que atraviesan sus principales clientes, que son Estados Unidos y Europa.

Los precios de los minerales van en descenso desde septiembre. El estaño —que en mayo llegó a una cotización récord de $us 11,56 la libra fina— cerró ayer en 5,48 dólares, un 5% menos que el lunes, que estaba en 5,78 dólares.

En el marco del acuerdo de compra y venta, Echazú señaló que el precio para la venta del estaño será el de la cotización en el London Metal Exchange (LME). “Si Bolivia ya estaría vendiendo este martes, entonces cobraría 5,48 dólares por libra fina”.
Mientras, el presidente de Sidor, Miguel Álvarez, indicó que el valor oscilaría de acuerdo al mercado internacional.

Otros acuerdos con Caracas

Además de la compra del estaño metálico, Bolivia logró el compromiso de Venezuela de apoyar al país para la instalación de una moderna nave y un nuevo horno en la Empresa Metalúrgica Vinto (EMV), informó el ministro de Minería y Metalurgia, Alberto Echazú.

Los acuerdos quedaron plasmados en el memorándum de entendimiento suscrito ayer entre representantes de los gobiernos de Bolivia y Venezuela.

El ministro Echazú precisó que, con el apoyo del Gobierno venezolano, se instalará una nueva planta de fundición en Vinto, para producir de 16.000 a 20.000 toneladas de estaño metálico. Dijo que la construcción de la infraestructura de fundición de estaño en Oruro será emprendida por bolivianos en coordinación con técnicos de Venezuela.

La autoridad minera también adelantó que Caracas ayudará en otras áreas, una de ellas es la actividad de exploración minera.

El compromiso venezolano contempla la instalación de una planta productora de cemento, que podría ubicarse en el departamento de Oruro o Potosí.