20Abril2014

Gobierno y Relacionamiento

Vicepresidente asegura que el Estado participa en el 27% de la economía contra el 8% de la época neoliberal

2009-10-11 16:07:47
El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, explicó el domingo que después de tres años y medio de gestión la participación del Estado en la economía nacional ascendió al 27%, tras la recuperación de las principales empresas privatizadas en la época neoliberal, en la que se manejaba sólo el 8%, dejando el resto a la inversión extranjera.

"El año 2005, el 30% de la riqueza de los bolivianos estaba en manos de un solo país extranjero y el Estado participaba con el 8 ó 9% de la riqueza del país. Hoy, 2009, el Estado boliviano, es decir todos, participan en la economía con cerca del 27% al 28% del total de la economía del país", remarcó en una entrevista con la red Patria Nueva.

García Linera hizo una comparación de la actual situación que vive el país respecto a la "época neoliberal que campeó en Bolivia por más de 20 años", en los que recordó se transfirieron los recursos públicos de las empresas estratégicas del país a firmas transnacionales.

"El gas y el petróleo ya no le pertenece a la empresa extranjera, eso es de nosotros, a esas empresas nosotros les pagamos por el servicio de las cosas que hacen para nosotros. Ellos no son dueños de nada, solamente son dueños de su equipo. El gas, el petróleo, el transporte, los ductos, las refinerías, los precios los definimos los bolivianos", aseveró.

Además recordó que ahora el Estado es quien se hace cargo de los sectores estratégicos de la economía, "con la ganancia que se generó para la transferencia de tecnología, apoyo para el microcrédito, apoyo a la pequeña y mediana empresa, mejoramiento de la infraestructura y otros".

El vicepresidente boliviano aseguró que el cambio en la economía, impulsado por el presidente Evo Morales mermo las ganancias para los grupos de familias que acumularon por muchos años riqueza en pocas manos, valiéndose del Estado para agrandar sus cuentas bancarias.

"Pese al conflicto político, les hemos dado cátedra de un manejo serio, responsable, eficiente y de beneficio colectivo en economía", remarcó.

Destacó que las exportaciones duplicaran las cifras en los últimos años.

Recordó que los anteriores gobiernos exportaban 2.500 millones de dólares cada año contra los 6.500 que se alcanzarán este año con la apertura de nuevos mercados y por el incremento de los volúmenes de producción.

A su juicio, la economía se diversificó, con la exportación de gas, minerales, complejos, agricultura, madera y textiles, entre otros.

Comparó también las reservas internacionales que hasta 2005 no superaban los 1.700 millones de dólares contra los 8.500 reportados por el Banco Central que se constituyen en la garantía para gestionar créditos destinados al desarrollo nacional.

"Ese dinero que hay, antes también había, sólo que en vez de quedarse en Bolivia, se le colocaba alitas a los dólares y se iban afuera, a manos de los extranjeros o a cuentas bancarias de ministros, ahora eso se queda aquí en Bolivia, es nuestra reserva, es nuestro chanchito con el cual estamos mirando al futuro", argumentó.

También destaco los indicadores de la inflación, que a pesar de la "guerra económica" que libró el gobierno contra empresarios que especularon con los precios, sólo llegó a un 12% comparados con los índices del pasado que oscilaban del 6 al 20%.

"Ahora, sin guerra económica, el país estabilizado, la inflación es 0,2%, mientras ellos tenían inflaciones mínimo de 6 y llegaron a tener hasta el 20%, esos son ejemplos de cómo se maneja la economía en tiempos neoliberales y ahora en nuestros tiempos", puntualizó.

Aseguró que ahora en Bolivia existe estabilidad política, una economía saneada con la que se puede emprender grandes proyectos de desarrollo.

"Ahora tenemos estabilidad política que es la clave para la inversión, la clave para los emprendimientos, la clave para el desarrollo, por eso decimos que estamos en la década de oro para Bolivia", remarcó.

HidrocarburosBolivia.com con información de:
ABI