16Abril2014

Noticias en General

Impuestos Nacionales exigirá el registro de la placa de los vehículos en las facturas por combustibles

La Paz, 1 abr (ABI).- El Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) intensificará a partir del próximo mes el control en la venta de combustibles y exigirá el registro de la placa de los vehículos en la factura que emitan las estaciones de servicio, informó el viernes el presidente de esa entidad, Roberto Ugarte.

"Nosotros estamos sacando una normativa específica para el control de la factura en las gasolineras. Significa que en la facturación se va obligar a que los surtidores declaren el número de la placa del vehículo, ese es el aspecto importante para hacer el control respectivo en la venta de gasolina", dijo a los periodistas.

Además, señaló que de esa forma se verificará, también, con mayor certeza si las estaciones de servicio venden toda la gasolina o diesel que les provee la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

El titular del SIN añadió que el número de la placa de los motorizados servirá para obtener información sobre la cantidad de litros de combustible que se suministró a un vehículo.

Explicó que las estaciones de servicio formarán parte de los contribuyentes Newton y tendrán que declarar mensualmente el libro compras ventas a través del sistema Da Vinci, por internet.

Por otros lado, Ugarte informó que el SIN no ha participado en las reuniones entre el Ministerio de Hidrocarburos y las Asociación de Surtidores (Asosur), para la implementación de un sistema de facturación en línea.

El Poder Ejecutivo promulgará en las próximas horas la Ley de Desarrollo y Seguridad Fronteriza que establece mecanismos para erradicar el contrabando de combustibles subsidiados por el Estado y la posibilidad de expropiación de los surtidores ubicados en un radio de 50 kilómetros de las ciudades fronterizas que no extiendan facturas.

De acuerdo a estadísticas oficiales, sólo el 30 por ciento de las estaciones de servicio privadas extienden factura a sus clientes, en franca contradicción con las normas tributarias vigentes en el país.