21Abril2014

Bolivia

Refinerías de Bolivia cuentan con sistemas de protección contra descargas eléctricas

Verónica Muriel/Energy Press - Un desastre ocasionado en la industria petrolera por efectos del clima durante una tormenta eléctrica, por ejemplo, con el consecuente peligro que implican los rayos y sus efectos asociados, como incendios, lesiones o pérdida de la vida, daños y destrucción a propiedades, además de pérdida de tiempo y dinero, deben ser considerados.

Energy Press consultó al gerente general de YPFB Refinación, Rómulo Barba Pedraza, sobre las previsiones a tomar en cuenta en caso de desastres por efectos del clima, como una tormenta eléctrica, en las Refinerías Gualberto Villarroel de Cochabamba y Guillermo Elder Bell de Santa Cruz y aseguró que estas dos refinerías cuentan con sistemas de protección para el riesgo de descargas eléctricas, que consiste en una red de puesta a tierra para los tanques de almacenamiento de carburantes, lubricantes y todos los otros equipos de áreas industriales.

Sostuvo que las instalaciones de ambas refinerías cuentan con instrumentos y materiales necesarios para atender toda emergencia operativa, además, de personal certificado y entrenado para este objetivo. “Los planes de contingencia de YPFB Refinación S.A., han sido desarrollados no sólo para escenarios de emergencias ambientales como derrames sino, también, para otros escenarios como incendios y explosiones”, dijo.

Refirió, asimismo, que cada refinería cuenta con un Plan de Emergencia local para los diferentes escenarios en que se han desarrollado medidas de control en términos de equipos, materiales, personal entrenado, así como niveles de comunicación y planes de cooperación con instituciones externas.

SISTEMA DE GESTIÓN DE SEGURIDAD Y SALUD OCUPACIONAL

Por otra parte, Barba Pedraza expresó que las dos refinerías de la empresa cuentan con Sistema de Gestión de Seguridad y Salud Ocupacional, certificados según requisitos de la norma internacional OHSAS 18001.

“En cumplimiento a los compromisos de nuestra Política de Gestión, trabajamos orientados a la prevención de desvíos y accidentes para preservar la salud de todo nuestro personal”, expresó.

Asimismo, aseguró que tanto la refinería de Cochabamba como la de Santa Cruz, tienen implementados programas específicos y procedimientos operativos para trabajos críticos en áreas industriales, cumpliendo normas técnicas internacionales, además de medidas de control de riesgos estrictos y de diferentes niveles como controles de ingeniería y sistemas de protección, entre otros.

PREVÉN INCREMENTAR CAPACIDAD DE PROCESAMIENTO

En 2015, YPFB Refinación prevé procesar 96 MBDP de petróleo crudo nacional, mientras que en 2016 espera incrementar su capacidad de proceso a 40 MBPD adicionales de crudo importado en la refinería de occidente que, de acuerdo a explicaciones del gerente general de la empresa, se encuentra en la fase de desarrollo de la Ingeniería Conceptual.

“El plan de Inversiones de YPFB Refinación S.A. 2011-2015 tiene como objetivo principal el incremento de su capacidad de procesamiento así como dar seguridad y continuidad operativa a las actividades normales de las unidades actuales, incorporar nuevos procesos para optimizar el volumen de productos terminados y la construcción de un complejo refinero en el altiplano”, sostuvo el titular de la subsidiaria estatal.

La refinería Guillermo Elder Bell de Santa Cruz durante el 2010, produjo en mayor escala los productos: Gasolina Especial con un volumen promedio de 759 m3 día, Diesel Oil con un volumen promedio de 583 m3 día, Crudo Reconstituido con 511 m3 día y Jet Fuel con 254 m3 día, según el Anuario Estadístico 2010 publicado por el Ministerio de Hidrocarburos y Energía. En menor escala, esta refinería produjo GLP, Gasolina Premium y kerosene, con 90, 10 y 3 m3 día, respectivamente, señala el documento.

Asimismo, las estadísticas muestran que la refinería Guillermo Elder Bell, en la gestión 2010, incrementó su producción de Gasolina Especial, Diesel Oil y Jet Fuel, en tanto que el volumen de producción de los demás productos no tuvo variación notoria.

De acuerdo al informe, la refinería Gualberto Villarroel de Cochabamba es la más grande del país y durante enero y diciembre de 2010, alcanzó a producir en mayor escala los productos: gasolina especial, diesel oil, Crudo Reconstituido y GLP con promedios de 1.506, 1.030, 586 y 309 m3/dia, respectivamente.